La materia: Clasificación y propiedades

Hay conceptos que no se pueden definir, y el de materia es uno de ellos. Sin embargo, todos tenemos en la mente qué es la materia, porque generalmente se puede ver y tocar. Podemos decir que se caracteriza por ocupar un volumen y poseer masa.

No debe confundirse el concepto de materia con el de masa. Dos cuerpos diferentes que tengan la misma masa no están necesariamente formado por la misma clase de materia.

La materia es extraordinariamente compleja; pensemos en la gran cantidad de ejemplos de que disponemos: el mundo inanimado, formado por las rocas, los ríos, la atmósfera, etc., y el de los seres vivos, compuesto por los microbios, los insectos, las plantas, el propio ser humano, etc., están formados por materia. Su estudio debe iniciarse clasificándola, y para ello nos basaremos en las características propias que podemos diferenciar en cada tipo de materia. Estas características, a las que llamamos propiedades, pueden ser químicas o físicas.

Propiedades químicas

Se ponen de manifiesto en las reacciones químicas. Así, por ejemplo, el cinc tiene las siguientes propiedades químicas: reacciona con los ácidos clorhídrico y sulfúrico desprendiendo hidrógeno. Reacciona con el oxígeno formando óxido de cinc, etc.

Propiedades físicas

Se caracterizan porque se pueden observar y medir sin que se produzca ningún cambio en la identidad de la materia. Por ejemplo: color, sabor, estado de agregación, densidad, dureza, etc.

 

download

 

Clasificación de la materia

Cualquier materia puede clasificarse en homogénea o heterogénea.

Materia homogénea

Es aquella que posee la misma composición y aspecto en cualquiera de sus partes. Podemos distinguir dos tipos:

Disolución: Es la materia homogénea de composición variable cuyos componentes pueden separarse por métodos físicos. Se caracteriza porque tiene las propiedades del conjunto y no las de sus integrantes. Por ejemplo, al añadir tinta amarilla a la azul, se obtiene otra de color verde; es decir, la nueva solución posee la propiedad física del color diferente a la de sus componentes. Lo mismo podríamos decir de su densidad, punto de ebullición, etc.

Sustancia pura: Se caracteriza por tener una composición fija, sea cual fuere su procedencia. Así, por ejemplo, el agua obtenida mediante la destilación del agua de mar y la de la lluvia purificada, tienen la misma composición e idénticas propiedades químicas y físicas. Las sustancias puras que pueden descomponerse en otras más sencillas se llaman compuestos químicos. Se representan por medio de fórmulas químicas, que nos indican las sustancias simples que las componen y la proporción en que intervienen, Actualmente se conocen más de tres millones de compuestos.

 

modelo-atomo-carbon

 

Las sustancias puras que no pueden descomponerse en otras más sencillas y que sirven para sintetizar compuestos se llaman elementos químicos. Existen 106 elementos reconocidos, de los cuales 90 son naturales, lo cual significa que se encuentran en la naturaleza en mayor o menor proporción; el resto son artificiales y tienen un interés fundamentalmente científico. Los elementos se representan mediante símbolos químicos y se encuentran clasificados en la Tabla Periódica. En la práctica, todas las sustancias puras contienen otras en pequeña proporción (impurezas). Por tanto, una sustancia es químicamente pura cuando tiene una exigua cantidad de impurezas.

Materia heterogénea

Es la que está formada por la mezcla de dos o más sustancias puras, de manera que cada una de ellas (llamada fase) conserva su aspecto y sus propiedades. Como ejemplo de mezcla heterogénea podemos citar el granito, que es una roca plutónica formada por tres fases minerales: cuarzo, feldespato y mica biotita.

¡Si te gustó el artículo no dudes en dejar tu comentario aquí abajo!

ARTICULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *