RADIACTIVIDAD Y ENERGÍA NUCLEAR

En 1896, Henri Becquerel descubrió casualmente que la pechblenda (una sal de uranio) emitía espontáneamente unas radiaciones que impresionaban las placas fotográficas. Estudió su poder de penetración y su comportamiento al cruzar campos eléctricos y magnéticos y dedujo la existencia de radiaciones de tres tipos, a las que llamó α, β y γ. Estas mismas[…]